jueves, 31 de mayo de 2012

Ionesco a Burriac

Ionesco a Burriac
Hace muchos años vi en el espacio Estudio 1 de TVE que cada semana ofrecía una obra de teatro de producción propia, la pieza de Eugène Ionesco El rinoceronte.
Los programadores de Estudio 1 no seguían criterio: una semana te podían ofrecer un Alfonso Paso, otra unos Quintero o un Arniches, autores queridos por el régimen político entonces vigente, y otra semana un Anouilh, un Buero o un Ionesco que pone en cuestión los regímenes totalitarios y los ciudadanos que se someten a la fuerza o por gusto.
Quizás sí que tenían más criterio que parecía y en El rinoceronte veían la paja del estalinismo en vez de la viga del franquismo, pero en el monólogo final de Bérenger, interpretado por José Bódalo, yo entendí lo que entendí , y no era favorable a los intereses propagandísticos de TVE.

La editorial Punctum de Lleida-en Lleida pasan cosas-acaba de publicar la versión catalana de Rinoceronte, junto con dos piezas cortas del mismo Ionesco, El rey se está muriendo y La lección.
La traducción es de Francisco Arnó, un intelectual alumno de Pompeu Fabra nacido en Barcelona en 1909 y fallecido en la misma ciudad el año pasado, que vivió exiliado en Argentina entre 1939 y 1997.
Arnó tradujo Ionesco en el país de acogida para que fuera interpretado por el cuadro escénico del Casal Catalán de Buenos Aires.
Acabo de leer su Rinoceronte. Si Ionesco con los años ha perdido garra y enseña costuras, la versión de Arnó tiene puntos de mucho interés, además de los literarios.
Traslada la acción simultáneamente en Argentina, la de Perón, y también en la Cataluña bajo Franco a base de hacer salir el Barça, Kubala, el vino de Valls y una excursión a San Mateo y Burriac, montañas del Maresme de las que el autor del absurdo no habría tenido nunca noticia.
También sale el PC, que recibe una manxiula.
A los curadores de la edición parece que les pese las libertades que Arnó se tomó sobre el original.
No les sepa. TVE entendió Rinoceronte de una manera y yo de otra que ya incluía Burriac, y es compresible que Arnó, entre los exiliados catalanes de Argentina, quisiera concretar más que Ionesco y poner escenario y geografía a las dictaduras.
Una traducción que es el retrato de una época.

sábado, 26 de mayo de 2012

Dios murió hace 127 años, pero los vampiros estan bien vivos

Dios murió hace 127 años, pero los vampiros estan bien vivosEntre el 1883 y el 1885, el filósofo alemán Friedrich Nietzsche escribió una de sus obras más conocidas, Así habló Zaratustra, que comienza con aquella afirmación tan polémica: "Dios ha muerto", digna de una campaña publicitaria de Unitet Colors of Benetton (por cierto, hace años que los creativos de la marca han perdido fuelle, ¿verdad?).
Pues bien, la editorial Herder ha publicado el, según ellos, primer manga filosófico. De hecho es la traducción de la edición japonesa de este título, de 2008, en un formato pequeño y de 200 páginas. Con esta iniciativa los de Herder quieren demostrar en nuestra casa que el mundo del manga puede ir mucho más allá de la violencia y el sexo. Una visión adulta de los cómics que ya hace muchos años que exploran todo tipo de novelas gráficas (término a menudo discutido, pero ahora ya nos vale para entendernos) en que la vertiente filosófico de la existencia es el núcleo y el motor de la trama.
Además de poner en duda el carácter eterno del Dios titular de los cristianos, no olvidemos que en esta obra Nietzsche también inicia la búsqueda del Superhombre. Un concepto muy relacionado con el mundo del cómic, en concreto con la editorial estadounidense Marvel. Todo liga.
Nietzsche proclamó la muerte del eje central de una creencia que, como tal, es imaginario, espiritual. En cambio, todo tipo de escritores han ofrecido historias que nos permiten creer (también de una manera idealizada) en vampiros, unos seres que la tradición popular del centro de Europa creó a finales del siglo XVII.
A pesar del empalago, o más bien para aprovechar el empuje que ha provocado, entre muchos otros títulos y productos sobre la tradición de los vampiros, la saga de Crepúsculo, que ha chupado la sangre y el entendimiento de las adolescentes de todo el mundo occidental (atención a la oportuna terminación: dental), Mondadori ha publicado un libro muy bien editado, Vampiros, que quiere insistir en los clásicos del género con ilustraciones de Meritxell Ribas, que saca jugo a su inconfundible técnica de grattage ya su imaginario más bien gótico.
En cuanto a los autores de los textos (poemas o narraciones), lo mejor es ofrecerle la lista completa porque no tiene material sobrante: Charles Baudelaire (Las metamorfosis del vampiro), Lord Byron (El 'Giaour'), ​​Arthur Conan Doyle ( El parásitos), Alexandre Dumas (La dama pálida), Théophile Gautier (La muerta enamorada), Nikolai Gogol (Vino), ETA Hoffman (Vampirismo), Joseph Sheridan Le Fanu (Carmilla), Guy de Maupassant (El Horla), Edgar Allan Poe (Berenice) y JW Polidori (El vampiro). Los antólogo son Rosa Samper y Óscar Sáenz.
Nietzsche fue considerado uno de los maestros de la sospecha. Yo no sospecho, tengo la certeza de que este manga que sintetiza su obra más representativa permite acceder con facilidad a una pequeña porción de su complejo pensamiento, que en este texto también incluye el concepto del eterno retorno, de la historia cíclica. El libro de los vampiros muestra los fundamentos clásicos de la moda crepuscular, porque, efectivamente, todo vuelve. Quizás es que el miedo no nos deja mover, ni crecer.

sábado, 12 de mayo de 2012

Superman se pone los calzoncillos por dentro

Superman se pone los calzoncillos por dentro
El dibujante catalán Pere Pérez diseña uno de los vestidos de las nuevas series del hombre de acero. El héroe renueva y moderniza su vestuario
La imagen clásica de Superman con los calzoncillos por fuera ha cambiado. Las nuevas colecciones del personaje lo presentan con vaqueros, con un nuevo vestido con pantalones ajustados o con las clásicas mallas de las que se han eliminado los clásicos slips rojos. Uno de los principales responsables de dar forma a las nuevas directrices de la editorial americana DC en cuanto el vestuario de los personajes ha sido el dibujante catalán Pere Pérez (Barcelona, ​​1981), que se ha encargado de la parte gráfica de la nueva colección colección de tebeos Smallville, que salió al mercado de Estados Unidos en formato electrónico y papel la semana pasada. En España llegará pasado el verano.

Smalville es la continuación en cómic de la serie de televisión del mismo nombre. La historieta comienza en el punto donde terminó el último capítulo de la temporada 10, en que por primera vez el joven Clark Kent se pone el traje de Superman. "Por falta de presupuesto utilizaron el traje de la película, pero a la hora de plantear la continuación en cómic me pidieron que volviera a diseñar el traje del joven Superman. Lo hice a mi aire pero una de sus condiciones era modernizar la indumentaria. "Pérez tenía instrucciones precisas en cuanto a las bragas, que como la mayoría de superhéroes, siempre había llevado Superman por fuera: ahora había que esconderlas. El guión del cómic es obra de Bryan Q. Miller, uno de los guionistas de la serie de televisión.

El cambio de vestuario en la ficción viene dado por la necesidad de crear una ropa nueva que fuera a prueba de kryptonita (material procedente del planeta Krypton, de donde es originario Superman) que le hace perder todos los poderes. Pero la realidad es que se quiere buscar una imagen más atractiva del personaje que, a pesar de ser el primer superhéroe de la historia, no acaba de encontrar su encaje en el siglo XXI, como sí lo ha hecho su colega Batman, que , gracias a las adaptaciones cinematográficas de Cristopher Nolan, ha captado el interés de todos los públicos, lo que no hizo Superman Returns, la última visita a las pantallas cinematográficas del kriptón. Por este motivo, la Warner está preparando una nueva adaptación que se titulará Man of Steel, que quiere acercarse al lado oscuro de la personalidad del personaje, fórmula que con Batman funcionó muy bien. El productor ejecutivo del filme, que se estrenará el próximo año, es precisamente Cristopher Nolan, que supervisará el oscurecimiento del hombre más poderoso del planeta.

Pero, además de la aparición de la nueva serie Smallville, el universo DC está reorganizando. En cuanto a Superman, incluso se ha vuelto a renumerar la revista Action Comics, donde nació el personaje. En el número 1, publicado en España por ECC, se puede ver el primer superhéroe vestido con unos pantalones vaqueros.

Marvel y DC se nutren de autores del país

En la primera mitad de los años noventa hubo en Cataluña una tremenda crisis profesional en el mundo del cómic. Eran los años de entrada en el mercado catalán del manga y los inicios de la actual novela gráfica de la mano de las editoriales independientes. Para autores como Pasqual Ferry, ya no había hueco en el mercado estatal. Habían cerrado Rambla, Cairo, Cimoc y Zona 84, donde había publicado. Una salida la encontró cuando desde la división británica de Marvel decidieron incorporar talentos de toda Europa en el mercado americano de los superhéroes. Ferry fue uno de los primeros catalanes que dibujó Superman y Superboy. Ferry ha sido referencia para otros autores catalanes de superhéroes, muchos de ellos formados o docentes en la escuela Joso, como Kano y Diego Olmos, que además de varias historias del hombre de acero es el autor de Batman Barcelona. El último intérprete gráfico de Superman es Pedro Pérez, autor de Smalville. "Este cómic ha de conducir al joven Clark Kent al inicio de la madurez de Superman."